miércoles, 19 de diciembre de 2007

El arte de spammear con identidades robadas

Junto a un grupo de personas, en su mayoría periodistas, pertenezco a una comunidad argentina llamada "Tuittiar". En ella enviamos mensajes de no más de 140 carácteres indicando qué es lo que estamos haciendo y, aunque ese era el objetivo inicial, con el tiempo fueron creandose lazos de amistad, amor, desamor e incluso, odio.
Era nuestro espacio, sólo el de los 724 miembros pertenecientes a la red, pero algo o alguien hizo que parte de lo que decimos, nuestras fotografías y apodos sean publicados en una página de acceso público. Andrea (andy87) lo descubrió y junto a ella le retransmitimos nuestra duda a Rominaj, otro de los miembros de esa comunidad, llegamos a algunas conclusiones que reproduzco textualmente.
"http://www.w3top.org/? es un sitio que ofrece “100% Free online dating and matchmaking service for singles”.
Hasta ahí todo bonito. Pero la base de datos de esta web está llena de perfiles robados de Twitter. El nombre real, avatar, twitts, todo robado. La única diferencia es que la ubicación geográfica de “esa persona” está alterada y como dato agregado figura si está interesado en contactarse con un hombre o una mujer.
¿Cómo es posible?
Twitter ttiene una API* abierta, o sea, que cualquiera puede hacer un programa que saque datos de Twitter.
¿Por qué la API de Twitter es abierta?
Porque, entre otras cosas, aplicaciones como Twitterrtific, TwitterFox, no podrían existir.
Hay que tener en cuenta que aunque esta API fuese cerrada, igual se pueden sacar los datos, es un trámite más complicado, pero se puede hacer.
Según Esteban, especialista en web 2.0 este tipo de cosas “las hacen para tener visitas. En Google, este sitio tiene indexadas 15000 paginas internas y éstas se van generando solas. Seguro que después le ponen Adsense y levantan unos 5k USD por mes. Es un choreo liso y llano.
Pero este caso no es el único, Esteban nos contó, por ejemplo, que “a los meses de aparecer la wikipedia aparecieron cientos de sitios que directamente copiaban y copypasteaban el contenido de la misma y aparecían re bien posicionados, hasta que Google le dio privilegio a la wiki e ignoró a los demás por ser copias. Ahí te das cuenta que en Internet vale todo”.
Desde este humilde lugar, la conclusión es que suplantaron nuestras identidades y nos vemos claramente afectados, algunos más que otros. No están todos los usuarios, pero sí los más importantes o aquellos que utilizan más los servicios de Twitter. En Internet no hay secretos y una vez más se confirma, lo que sí es un misterio, es el saber si esto sólo fue casualidad o una de las personas de la red montó este sitio para jugar una especie de broma.

1 comentario:

Andrea dijo...

Todo empezó por haber leído un artículo sobre la curiosidad de los usuarios de internet acerca de si están o no en la red. Y además de encontrarme en cosas de las cuales estaba al tanto, me topé con esa linda sorpresita...
Hay gente para todo...

|