jueves, 22 de noviembre de 2007

Síndrome urémico hemolítico


El domingo pasado falleció en un sanatorio porteño una niña de 13 años a causa del síndrome urémico hemolítico (SUH). La joven comenzó a sentirse descompuesta durante una fiesta escolar, el sábado 10 de noviembre.

El ministerio de Salud de Buenos Aires ordenó realizar un seguimiento para evitar otros casos y así se descubrió que durante el festejo del Día de la Tradición, se vendieron gaseosas, panchos y hamburguesas, productos donde posiblemente se encontraba la bacteria escherichia coli, causante de la infección.

A raíz de este episodio surgieron varios interrogantes sobre el SUH, entre ellos una falsa afirmación de que sólo afecta a menores de 4 años de edad. Para aclarar los supuestos mitos y poder tomar mayores precauciones, consultamos al Ministerio de Salud de Buenos Aires donde nos manifestaron que en la Argentina se identificaron más de 300 casos durante un año.

El motivo principal de riesgo aparece cuando la carne no está del todo cocida. Esto es común en las comidas preparadas con carne picada. Cuando se cocina en forma rápida, la bacteria que produce este síndrome no se destruye; para evitar esto, se aconseja exponer los alimentos a temperaturas mayores a los 70°C.Si bien la carne vacuna resulta la principal fuente de contagio, el consumo de lácteos y jugos de fruta no pasteurizados o de verduras y agua contaminada (que hayan estado en contacto con las heces de los animales), también puede desencadenar la enfermedad.

Síntomas

Antes de hablar del cuadro que se presenta, es importante tener en cuenta que esta enfermedad puede provocar insuficiencia renal en los niños. Esto surge a raíz de la destrucción de pequeñas estructuras funcionales y vasos que se encuentran en el interior del riñón.

Lo primero que se presenta en caso de contraer esta enfermedad es la diarrea, luego se presentan vómitos y disminuye la cantidad de orina, debido a la deshidratación y/o por la afectación renal.

Durante la primera semana, se presentan signos de debilidad e irritabilidad, además de un periodo anémico, debido a que los glóbulos rojos comienzan a destruirse. Hasta hace 15 años este síndrome era poco frecuente, pero en la actualidad es la principal causa de insuficiencia renal aguda en menores de 12 años de edad.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, una de las fuentes mas frecuentes de contagio, son las hamburguesas, por lo que en varios países se están incluyendo etiquetas y guías con las temperaturas necesarias para su cocción en las cadenas de restaurantes de comidas rápidas. Por lo general, un 80% de los pacientes necesita transfusiones de sangre, el 50% llega a someterse a la diálisis renal y entre el 3% y el 5% fallece por complicaciones.

Prevención

Si se tienen en cuenta algunas precauciones, podemos reducir notablemente el riesgo de contraer esta enfermedad:*Evitar el contacto de las carnes crudas con otros alimentos.

*Cocinar bien la carne picada, ya que la bacteria se destruye sólo al alcanzar o superar los 70°C.
*Lavar cuidadosamente frutas y verduras.
*Consumir agua potable o hervirla ante la duda.
*Evitar, en lo posible, que menores de 2 años de edad ingieran comidas rápidas.
*Utilizar distintos utensilios de cocina para la carne cruda y la carne cocida.
El síndrome urémico hemolitico, también conocido como HUS, se desarrolla con mayor frecuencia durante el verano y se presenta en brotes epidémicos. Esos brotes suelen tener lugar en guarderías, jardines de infantes y restaurantes de comida rápida debido a la mala cocción de las hamburguesas.

Si bien se cree que se presenta sólo en pequeños de entre 6 meses y 4 años, es una enfermedad que puede ocurrir a cualquier edad y por diversas causas. En los niños sólo se da por la infección de la bacteria E. coli, pero en los adultos, también puede desarrollarse por la ingesta de ciertos medicamentos o debido a cáncer, aunque esto último es poco común, por lo que no siempre debemos culpar a las hamburguesas.

1 comentario:

M dijo...

Hola Cielo. El síndrome urémico hemolítico alguna vez fue raro, pero se está incrementando en niños y es la causa más común de insuficiencia renal aguda en este grupo de población. Varios brotes epidémicos en los años de 1992 y 1993 estuvieron relacionados con carne para hamburguesas mal cocida y contaminada con E. coli. Debido a estos brotes, la carne para hamburguesas de los supermercados ahora tiene nuevas etiquetas y hay nuevas pautas sobre las temperaturas necesarias para las hamburguesas cocidas en cadenas de comida rápida y restaurantes, este apunto te lo hago, por que como sabes soy Diplomado en Farmacia, ya algo conozco del tema, ya que en los años que te puse hubo variados problemas, estas notas son las que pueden alertar algo a la sociedad a que mire las etiquetas de los envases, y además que los Ministerios de Salud pongan mas controles y exijan mas una etiquetas mas claras y concisas a los fabricantes. Un beso M.P.

|