lunes, 1 de octubre de 2007

LO MATÓ PORQUE MOLESTABA EN EL COLEGIO

Agustín, de 13 años, lo molestaba en el colegio. Él, de tan sólo 12, lo invitó a su casa para realizar un trabajo práctico. Lo mató, se cambió de ropa, pidió ayuda y afirmó que había sido un ladrón quien había acabado con la vida de su compañero. Más tarde, tras mentir ante la policía y su familia, se quebró y confesó todo.

Esta trágica historia, imaginada sólo en cuentos de horror ocurrió en Ituzaingó -300 kilómetros al este de Corrientes-, el jueves alrededor de las 18. El vengador de 12 años llamó a sus abuelos, quien viven en frente, para avisarles entre llantos que un hombre encapuchado ingresó a la casa y mató a su compañero.

Los chicos no eran amigos, pero a menudo realizaban juntos los trabajos prácticos solicitados. El jueves por la tarde apareció la oportunidad perfecta para ponerle fin a las burlas que recibía a diario: al encontrarse solos en la casa decidió acuchillarlo.

La reconstrucción de la policía determinó que a las 18, el joven llamó a su abuelo. Cuando éste llegó encontró a Agustín rodeado por una gran mancha de sangre. Casi en ese instante llegó su mamá, a quien también había llamado.

Las primeras declaraciones intentaban demostrar que un 'encapuchado' que quería robar fue quien terminó con la vida de Agustín. Casi inmediatamente la policía loca, Prefectura y Gendarmería entablaron una investigación para localizar al supuesto ladrón.

Mas tarde, las contradicciones y las historias que no coincidían con los elementos encontrados en la escena del crimen dejaron al menor sin salida y éste decidió confesar. "Lo maté porque me tenía cansado, me molestaba todos los días en la escuela; lo tenía que matar", dijo entre llantos frente a un familiar, el asistente de Menores y la policía.

Nadie notó que el maltrato por parte de Agustín estaba llegando a sus límites, de hacerlo, quizás, el asesinato se podría haber evitado. Los dos chicos son de clase media, sus padres cuentan con trabajos estables y eran buenos alumnos, príncipalmente el atacante, quien es muy inteligente y tiene cara de angel, según sus vecinos.

Por los datos arrojados en la autopsia, el chico acuchilló el cuello de su compañero y le cortó la yugular. Agustín intentó escapar en busca de ayuda y llegó hasta un portón de la casa, pero cayó a causa de la herida. Esto lo llevó a morir desangrado. Según los estudios forenses, aun después de muerto, el chico volvió a apuñalarlo varias veces.

Antes de pedir ayuda, el menor de 12 años se cambió dos veces de ropa. La primera porque estaba manchado de sangre y después, porque intentó enterrar el cuerpo sin vida y volvió a ensuciarse. Mas tarde se descubrió que el joven había cavado dos pozos y pretendía asesinar a otros dos compañeros, para continuar con su venganza.

Hasta le momento el menor permanece internado en un hospital de la localidad de Ituzaingó para ser sometido a pericias psiquiátricas y así poder comprobar su estado mental.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Ro!!!...ayy cuando me enteré de eso la verdad que me deprimí en serio...qué habrá pasado por la mente de ese nene??.., estremecedor!!.....espero que andes bien!
besos!

Lau.

M dijo...

Hola Romi, estas notas son las que de verdad producen en la vida tristeza y dolor, pues un menor que no encuentre otra salida, que asesinar a un compañero de la escuela, por sus complejos, e insultos.
En fin la vida sigue, una nota muy bien documentada, y aunque sea de las que no gusta leer.
Cielo cuídate mucho, y animo que cada día que pasa tus notas son mejores, un beso. M.P.

Anónimo dijo...

bueno yo te mando dos besos por la nota, es algo triste por que pudo haberse evitado si los padres hubieran tenido mas comunicacion con sus respectivos hijos< pero los besos son por que habre los ojos a muchos padres y se preguntaran: mi hijo es el atacado o el atacante? espero que ninguno verdad!

por lo pronto estare lejos de los ninos malos en mi escuela!!
j.n.

|