lunes, 15 de octubre de 2007

¿HALLAZGO DE JULIO LÓPEZ?


El 17 de septiembre de 2006 desapareció Julio Lopez, un albañil, que fue testigo del juicio al ex comisario Miguel Etchecolatz.

Arslanian habilitó una línea telefónica especial para recibir datos sobre el caso y mantuvo alerta a los organismos locales y federales debido a la hipótesis de un secuestro organizado por ex integrantes de fuerzas de seguridad.

La familia mantuvo la idea de que J.L. había abandonado su hogar por propia voluntad luego de un shock emocional ocasionado por su participación en el juicio al ex comisario. Etchecolatz fue condenado a reclusión perpetua y eso pudo llevar a que López quiera protegerse, escondiéndose en la casa de algún amigo.

Por otro lado, el reclamo por la aparición con vida de Julio López se volvió nacional. Se realizaron marchas organizadas por el Partido Obrero, los móviles policiales tienen carteles con su rostro y se realizaron campañas publicitarias en radio, TV e Internet, aunque sin éxito.

Desde que Felipe Solá ofreció una recompensa que varía entre los 400.000 y un millón de pesos a quien aporte algún dato verídico sobre López, un sinfín de personas aseguraron verlo caminando por plazas, en hospitales, como mendigo y hay quienes afirman haber conversado con él.

Durante las últimas horas del domingo 14 de octubre una llamada al 0800-333-5502 (número habilitado para este fin) afirmó que el cuerpo de Julio López había sido visto en el relleno sanitario de Bahía Blanca.

Desde la madrugada del día lunes permanecen varios patrulleros custodiando el lugar -de 10 x 10) y se prohibió todo ingreso al relleno, incluso de los camiones recolectores de residuos pertenecientes a CLIBA.

Hoy, cuando comenzó a amanecer la Policía Científica, la DDI y otros grupos de investigación dieron comienzo al rastrillaje del sector marcado, aunque, debido a las condiciones del lugar, el operativo continuará durante el día de mañana.

El denunciante, de quien no puede darse a conocer su identidad, aseguró que vio un bulto, hace aproximadamente un año. Para la justicia es muy sugestivo el hecho de que durante un año no haya dado a conocer su hallazgo, pero también, es de público conocimiento en el medio que la persona que afirma saber donde se encuentra el cuerpo sin vida, tuvo un serio inconveniente gremial con CLIBA e incluso participó en foros de Internet, dejando sus críticas contra la empresa.

¿Será esta, otra de las tantas denuncias falsas?

2 comentarios:

M dijo...

Romi, a veces en la vida es mejor no ser testigo de nada, así pasas mas desapercibido, en fin como siempre es un placer poder leer tus notas, sigue tu camino, que te has marcado en el periodismo, pese a quien le pese eres muy buena para tu edad se que tienes mucho que aprender, pero ya le gustaría a muchos/as ser como tu una excelente profesional, un beso M.P

Anónimo dijo...

Maldita sea,,,, mis problemas llevan tu nombre-

claudio anonimo

|