viernes, 13 de julio de 2007

CERRANDO CAPÍTULOS

Sólo teniendo presente nuestro pasado podremos establecer el lazo necesario para nuestro futuro, pero no debemos vivir en lo que pasó o en lo que vendrá, porque de ese modo nos alimentaríamos de recuerdos o de aquellas cosas que aún no existen y olvidaremos el presente.


Comparto con ustedes este texto, que pretende enseñarnos a aprender a vivir sin estar atados al futuro.

Romina Soledad Giuffré

Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistís en permanecer en ella mas allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, cerrando puertas o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.

No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió y hay que soltarlo. Hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!

Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos y vender o regalar libros, porque el pasado ya pasó, no esperes nunca que te lo devuelvan, La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando puertas abiertas, por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción.


Autor: Paulo Coelho

4 comentarios:

Lau dijo...

Hola Ro!...la verdad que me gustó mucho el texto de Paulo Coelho, tiene mucha razón. Yo sigo pensando en el pasado, quizás por miedo, inseguridad de saber qué va a pasar en el futuro...a vece me gustaría volver el tiempo atrás..creo que es lo que nos pasa a todos,no?...,bueno amiga, espero que andes bien!,besos!

Unicornio_azul_1411 dijo...

Hay recuerdos que son bellos, mas cuando un ser dejo una huella profunda en el corazón de alguien,…. Y ni en el tiempo ni nadie los podrá borrar: a veces uno quisiera regresar a aquellos días que se han ido, pero eso es imposible. Y si en el presente esperas a ese alguien desesperadamente, recibiendo como respuesta el eco del silencio, no queda mas que respetar y mas cuando se ama a ese ser, ya que quizás desea empezar otro ciclo en la vida en el cual no nos tiene contemplado. Y duele, duele en alma en el corazón en el ser. Pero así es la vida, a veces no nos da esa segunda oportunidad. Y este texto, me hizo recordar a alguien que jamás olvidare ni dejare de querer, pues la llevo muy dentro de mi.

Ezequiel dijo...

Muy bueno el texto, eso de cerrar las etapas y no prolongarlas, eso de vivir el momento y disfrutarlo... Segui adelante Romina, tenes una enorme experiencia para tus 18 años

Anónimo dijo...

A dormir temprano, mañana debes ir al médico.

¡No hagas nada raro!

|